¿Por qué existe el miedo al compromiso?
El miedo al compromiso es una realidad habitual e incluso, natural porque ante un compromiso surge el temor de lo que se puede perder. Está claro que al vivir en pareja, surge el miedo a perder libertad, especialmente, cuando una persona llevaba mucho tiempo en soledad. Detras del miedo al compromiso, existe miedo al fracaso sentimental, temor a que algo no salga bien, y también, inseguridad ante la posibilidad de que esa persona no sea la adecuada.

Las dudas surgen de una forma natural porque ante el compromiso surge la duda. Pero a la vez, la duda refuerza el amor, forma parte del camino de una relación. Y por supuesto, las dudas se resuelven, simplemente, a través de la convivencia diaria con esa persona.

El miedo al compromiso no es exclusivo de los hombres

De una forma injusta se ha asociado el miedo al compromiso con los hombres, cuando en realidad, es tan propio de ellos como de ellas. Puede mostrarse en diferentes formas y también en distintos grados. El miedo al compromiso puede darse en aquellos que han caído en la soltería crónica, pero también, en quienes enlazan una ruptura tras otra y en aquellos que salen huyendo semanas antes de pasar por el altar.

El miedo al compromiso, genera ganas de huir, pero en realidad, conviene afrontarlo: el amor es una ganancia, por ello, si de verdad quieres a una persona déjate guiar por ese sentimiento y no pienses en nada más.

¿Por qué existe el miedo al compromiso?

Amar en libertad

El amor y la libertad deberían ser sinónimos pero no siempre es así. Muchas veces, las personas arrastran inseguridades del pasado o tuvieron un entorno familiar difícil en la infancia. Cuando el miedo al compromiso te paraliza hasta el punto de dejar pasar oportunidades, entonces, ten cuidado porque eso no te deja crecer.