¿Por qué hay personas que detestan la Navidad?
¿Por qué hay personas que odian la Navidad? La Navidad es una de las épocas del año que más emociones despierta, y muchas veces, dichos sentimientos son contradictorios por lo que genera un gran conflicto interior. La Navidad es una época de familia, y está claro que la historia familiar de una persona favorece de una forma positiva o negativa la actitud de cada uno frente a estas fiestas.

El motivo principal por el que la Navidad se convierte en un motivo de disgusto personal es por la tristeza que genera esta época del año en forma de añoranza y de ausencias: no es fácil echar de menos a alguien, y además, conforme pasan los años existen más personas que se han ido. En ese caso, conviene dar las gracias a la vida por ese pasado, pero también intentar ser feliz por ese presente y ese futuro que está por venir.

Existen personas que también hablan con razón, del espíritu de hipocresía que reina en la Navidad donde todo parece perfecto durante unos días pero en el mes de enero llega nuevamente el individualismo propio de nuestro tiempo. Al igual que es un gesto de hipocresía convertir la Navidad en una fiesta del consumo y del despilfarro.

En caso de que en el seno de la familia haya problemas importantes y haya distanciamiento entre hermanos, por ejemplo, entonces, estos días pueden hacerse muy cuesta arriba porque en el fondo, incluso quienes detestan la Navidad desearían que todo fuese ideal para poder brindar por la Navidad con el convencimiento de un año nuevo más próspero y feliz.

La realidad de la situación actual también es foco de tristeza: tantas personas mayores que viven solas y no tendrán a nadie con quien pasar estos días, tantos niños que no tendrán juguetes, tanto desempleo…