¿Por qué las mujeres se deprimen más?
Que la depresión es casi una enfermedad de mujeres es indudable, ya que, según las estadísticas, la sufren casi el doble de mujeres que de hombres. Lo mismo ocurre con la ansiedad, donde los casos protagonizados por mujeres superan en mucho a los de los hombres con este problema. ¿Cuál es la razón de todo ello?

– En principio parece haber un componente hormonal relacionado con este hecho. Los cambios hormonales que se producen en las mujeres llegada la adolescencia y que, se puede decir, terminan con la menopausia, hacen que las mujeres tengan tendencia a sufrir algún episodio depresivo a lo largo de su vida.

Los cambios en el humor y emocionales derivados de los cambios hormonales que se producen con la menstruación, el embarazo o la menopausia son sin duda uno de los factores más importantes.

– Otra de las razones que puede llevar a esto es que las mujeres se sienten a menudo sobrepasadas por todas las obligaciones a las que tienen que hacer frente: el trabajo, la casa, los hijos… todo ello supone que una mujer trabajadora que sea madre de familia difícilmente encuentra un momento para ella misma a lo largo de la jornada, lo cual hace que al final se sienta cansada, sobrecargada y culpable al mismo tiempo por no poder llegar a todas sus obligaciones. Como resultado de esto suele darse un alto nivel de estrés en las mujeres que puede desembocar en estrés o ansiedad.

– Finalmente, otra de las causas es, según los expertos el hecho de que la mujer se dedica a explorar con más minuciosidad sus emociones y además tiene mucha mayor capacidad que el hombre para expresar sus emociones negativas. Esto puede llevar a muchas mujeres a centrarse en estos aspectos de sus vidas, práctica que, consecuentemente, desembocará en una depresión.