¿Por qué se producen los “déjà vu”?
Quizá te ha ocurrido: Vives una experiencia o ves algo por primera vez, pero sin embargo tienes la absoluta convicción de que ya lo has visto o lo has vivido. Tú sabes que no es posible, porque estás seguro de que no es así, pero tu cerebro te dice que sí. Si te ha ocurrido esto, has tenido un “déjà vu”, un fenómeno psicológico que tiene cierto aire misterioso y que siempre ha sido relacionado con experiencias casi paranormales. Pero ¿cuál es la auténtica raíz de este fenómeno?

La explicación que le dan los investigadores elimina todo halo de “precognición” del fenómeno. Según nos explican, el ““déjà vu” consiste en una anomalía de la memoria, por la cual tiene la impresión de que una experiencia está siendo recodada aunque la vivamos por primera vez.

Esta interpretación se sustentan con el hecho de que aunque la sensación que tenemos de recuerdo es realmente fuerte, hasta tal punto que nos impresiona, no podemos recordar las circunstancias que rodean a la primera vez que experimentamos dicho hecho, es decir, dónde, cómo o cuándo tuvo lugar.

Por ello, se cree que es el resultado de un solapamiento de los sistemas neurológicos que controlan la memoria a corto plazo (sucesos presentes) junto con aquellos que controlan la memoria a largo plazo (sucesos pasados). Es como si nuestro inconsciente percibiese la situación antes que la mente consciente, razón por la cual nos resultado conocido.

Según algunos estudios, entre el 60% y el 70% de la población lo ha sufrido alguna vez, sobre todo entre los 15 y 25 años. Normalmente el episodio dura sólo unos segundos y se refiere a una situación concreta.
También es un fenómeno que se presenta asociado a ciertas patologías, como la epilepsia del lóbulo temporal (EPL), normalmente antes de la crisis convulsiva (aura).