¿Por qué se rompen las relaciones personales?
Las relaciones personales no son una realidad estática sino dinámica. La vida es muy larga y los meses y los años dejan su huella en las relaciones que tienen vida propia y evolucionan como si fueran seres vivos. No sólo las relaciones de pareja pueden llegar a su fin sino también, las amistades se pierden. ¿Por qué se rompen las relaciones personales?

Las personas cambian

Las personas cambian, con la madurez, los intereses son diferentes. Este cambio de intereses también afecta al plano de la amistad. Puede que llegue un punto en tu vida en el que te des cuenta de que no tienes nada en común con alguien con quien en el pasado quedaste mucho tiempo.

Del mismo modo, las circunstancias personales también influyen mucho en la receptividad que tiene alguien hacia la amistad. En un mal momento personal, la persona se refugia más fácilmente en los amigos íntimos y deja de quedar tanto con otros conocidos.

Cambio de ciudad

La distancia no es impedimento para seguir cultivando una amistad pero sí es verdad que en muchos casos, una amistad se enfría en la lejanía porque el contacto presencial es mucho más rico que el tecnológico. En la distancia pueden suceder dos cosas: que una amistad se fortalezca mucho más o todo lo contrario. Para que la amistad no se rompa es positivo organizar viajes de amigos a lo largo del año para poder compensar la distancia con calidad de tiempo.

¿Por qué se rompen las relaciones personales?

Conocer nuevos amigos

Conocemos gente nueva con mucha frecuencia. Cuando conoces a un grupo con el que te sientes muy identificado, casi de una forma natural te alejas de otras amistades que no te llenan tanto. Es algo lógico y natural. Todos buscamos nuestra felicidad en las relaciones sociales.

Cambio de opinión

Las personas cambiamos de opinión. Conocer a alguien de verdad implica tiempo. Otra situación frecuente es que alguien cambie de opinión en el concepto que tiene de otra persona.