¿Por qué no tengo amigos?
Las relaciones sociales son muy importantes. Puede ocurrir que en determinado momento, una persona se sienta sola y sin amigos. Lo primero que conviene evitar en este tipo de casos es hacer deducciones de futuro. Es decir, no tener amigos en el presente no es sinónimo de no tenerlos en el futuro. ¿Cuáles son las causas por las que una persona puede no tener amigos?

Haber descuidado las relaciones

Con el ritmo de vida actual, marcado por la prisa, es posible que una persona se distancie de sus amigos de siempre al centrarse en exceso en los asuntos de trabajo. Otras personas también tienden a dejar de lado sus amistades cuando están en pareja. De este modo, las personas se distancian al no sentirse valoradas y obtener con frecuencia una respuesta de indiferencia por parte del otro. Las amistades que no se cultivan tienden a desaparecer.

Carácter solitario

Cada persona tiene un modo de ser y éste también condiciona la visión que una persona tiene de la amistad. Existen personas que tienen un carácter muy solitario y disfrutan más de los planes autónomos e independientes que de los espacios compartidos con los demás. Sin embargo, conviene recordar que es muy saludable tener espacios en los que poder compartir vivencias con otros.

¿Por qué no tengo amigos?

Errores de actitud

Es posible no tener amigos por cometer errores de actitud que boicotean las relaciones personales a largo plazo. Por ejemplo, la intolerancia es una actitud posible. Del mismo modo, el rol de víctima también aleja a los demás. La soberbia propia de aquel que rivaliza constantemente con los demás para reafirmarse en su afán de superioridad. El individualista que va a lo suyo y no asume que la amistad también es compromiso.

Baja autoestima

La falta de amigos también puede estar vinculada con una baja autoestima en la que la persona tiene una imagen distorsionada de sí misma.