Propuesta de ejercicios prácticos de desarrollo personal
El verdadero cambio en nuestra vida surge cuando realizamos un trabajo personal real. En este artículo, me gustaría proponerte ejercicios sencillos prácticos que pueden ayudarte a conectar con tus emociones. Una de las dinámicas puede recordarte a la infancia, en concreto, a aquellas tardes de colegio en las que los profesores proponían hacer un mural en grupo siguiendo una temática. Del mismo modo, en tu etapa adulta, puedes crear un mural de felicidad.

Como inspiración, puedes seleccionar fotografías de revistas que te inspiren un sentimiento de calma, paz y serenidad. No te resultará difícil seleccionar estas fotos ya que hoy en día, las publicaciones en papel especializadas en psicología cuidan mucho el contenido fotográfico que puede ser tan terapéutico como el contenido escrito. Pero también puedes animarte a inmortalizar paisajes en tu ciudad y elaborar este collage personalizado.

Asistir a clases de gimnasia mental

El concepto gimnasia no solo tiene sentido cuando lo aplicamos al plano físico y el deporte. Muchos centros de psicología, coaching y centros culturales organizan talleres sobre dinámicas para activar la mente y tener agilidad intelectual. Si te apetece disfrutar de una experiencia de ocio diferente, esta puede ser una buena propuesta para alimentar tu mente que es y será uno de los grandes tesoros de tu existencia. Existen ejercicios muy sencillos con los que, a modo de juego, puedes entrenar la mente.

Por ejemplo, si eres diestro puedes utilizar la mano izquierda para llevar a cabo algunas de tus tareas cotidianas. Tendrás que concentrarte mucho más en la tarea, y esto resulta muy positivo no solo para tu mente sino también, para tus emociones (te olvidas por un rato de tus preocupaciones).

También puedes seleccionar libros adecuados para realizar un trabajo personal guiado. Podemos encontrar muchos libros de autoayuda pero te animo a elegir un libro que contenga propuestas prácticas de ejercicios para tu trabajo personal. “El mundo en tus manos” de Elsa Punset es una buena elección.

Propuesta de ejercicios prácticos de desarrollo personal

Escribir poesía

La poesía tiene un valor que va más allá del puramente poético para conectar con lo emocional. Pero además, como herramienta de comunicación nos permite exteriorizar nudos emocionales a través del uso de metáforas, juegos de palabras y recursos estilísticos. Además, la poesía también tiene el poder de transformar en belleza un sentimiento que nos duele. Piensa, por ejemplo, en tantos poemas que profundizan en el desamor. Este contraste produce un catarsis liberadora.

No es necesario ser un gran poeta para poder disfrutar de esta experiencia en la intimidad. Tú decides si quieres compartir o no tus poemas con otras personas.

Propuesta de ejercicios prácticos de desarrollo personal

Elabora una hoja de ruta

Identifica un punto débil que quieres empezar a corregir desde ahora mismo y que es una prioridad para ti. Una vez que lo hayas concretado elabora un plan de acción concreto y específico en el que materialices qué es lo que vas a hacer en concreto para lograr reducir este punto débil. Por ejemplo, si quieres superar el miedo a hablar en público puedes marcarte como propósito acudir a una conferencia por semana y aprovechar la ronda de preguntas en el momento de coloquio para plantear una pregunta al ponente.

Si quieres marcarte objetivos de desarrollo personal debes elegir retos que te supongan un esfuerzo. De lo contrario, seguirás fiel a tu zona de comodidad en la que todo es previsible y en la que no existe crecimiento posible más allá de los límites habituales.

Un ejercicio de ocio sencillo es el de organizar una jornada de turismo en tu ciudad con el objetivo de ver el paisaje habitual desde una nueva mirada. Te sorprenderás de la cantidad de detalles que pasan desapercibidos antes tus ojos en el día a día.