Psicología aplicada al deporte y la actividad física
Cuerpo y mente interactúan de una forma constante. Una interacción que también se percibe en el ámbito deportivo. Un deportista dedica mucho tiempo a sus entrenamientos físicos, sin embargo, la mente también es una herramienta muy poderosa de superación personal. Uno de los pasos más importantes para desarrollar la mente de un campeón es que te marques objetivos que sean realistas, concretos, temporales y medibles. Objetivos que sean acordes a tu situación presente y sin compararte con nadie más.

El papel del psicólogo deportivo

La figura del psicólogo deportivo, cada vez goza de una mayor demanda. Un psicólogo deportivo realiza un proceso de seguimiento y acompañamiento del deportista, actúa como un entrenador y motiva al deportista en los momentos de desánimo. Los deportistas de alto nivel tienen una gran presión y pueden sufrir rachas de un menor rendimiento deportivo.

La ayuda de un psicólogo deportivo está destinada a que estas temporadas duren menos tiempo. Mediante la ayuda del psicólogo deportivo, el deportista identifica de un modo más sencillo cuáles son sus fortalezas y su áreas de mejora con el objetivo de poder derribar los obstáculos a través de un plan concreto. Un psicólogo deportivo también puede realizar una gran labor para reforzar el proceso de recuperación de un deportista tras sufrir una lesión.

El pensamiento positivo no lo es todo en el ámbito deportivo, es decir, un jugador no logra una meta únicamente por ser optimista. Sin embargo, el optimismo sí genera una actitud concreta que conviene potenciar. El papel del psicólogo deportivo también es un refuerzo emocional notable.

Psicología aplicada al deporte y la actividad física

Cómo ser tu propio psicólogo deportivo

Existen muchos deportes distintos, apuesta por una modalidad deportiva que de verdad te guste y te interese. Integra los tiempos de entrenamiento en tu agenda personal para convertir en hábito esta rutina. Respeta tus tiempos de descanso. Elabora un plan de acción para reforzar tus fortalezas.