Psicología evolutiva
La Psicología Evolutiva o Psicología del Desarrollo es una rama de la psicología que estudia las diferentes etapas por las que pasa el ser humano a lo largo de su vida, desde la niñez hasta la ancianidad y los mecanismos psicológicos que se ponen en marcha y que permiten que nos adaptemos a cada una de las etapas.

A medida que pasan los años, se producen una serie de cambios psicológicos que permiten a los seres humanos acceder a estados mentales cada vez más complejos y de mayor calidad. Estos cambios no se producen de forma innata, sino que habitualmente vienen dados por factores que suelen estar enfrentados entre sí, como el cambio y la continuidad, la herencia y el ambiente, etc.

Según el psicólogo Erik Erickson, podemos distinguir ocho etapas básicas dentro del desarrollo humano que son estudiadas en esta disciplina psicológica:

– Etapa incorporativa: Comprende la fase oral, que encuadra desde el nacimiento hasta que el niño cumple un año.

– Etapa de niñez temprana: Corresponde a la fase anal, desde un año hasta los tres años, y está determinada por el control de los esfínteres y otros músculos.

– Etapa escolar: Entre los seis y los doce años.

– Etapa de la adolescencia, que comprende entre los doce y los veinte años, durante la cual la persona consolida su identidad.

– Etapa de adulto joven: De los veinte a los cuarenta años, durante la cual el sujeto suele formar una familia.

– Etapa de adulto maduro: De los cuarenta a los sesenta años. Esta etapa está dedicada a favorecer el desarrollo de los hijos.

– Etapa de adulto mayor: Es la última etapa y viene caracterizada porque en ella se acepta la muerte como hecho natural que forma parte de la vida.