Psicología infantil: problemas psicológicos más frecuentes en los niños
Existen psicólogos especializados en atención de casos de psicología infantil. Pese a que se tiende a idealizar la infancia como un periodo de la vida plenamente feliz y casi mágico, la realidad es que los niños también tienen sus propias dificultades emocionales. Uno de los síntomas más frecuentes que pueden mostrar los niños es la ansiedad que puede vivirse en distintos ámbitos.

Conviene puntualizar que los niños de hoy en día tienen un ritmo de actividades que en algunos casos altera su nivel de bienestar como consecuencia de la presión externa que produce esta sensación de exigencia. Desde esta perspectiva, los niños también son vulnerables ante los efectos de la depresión infantil que no siempre se diagnostica a tiempo porque los niños tienen más dificultades que los adultos para poner palabras a su mundo emocional.

Datos a tener en cuenta

En el contexto académico, existen dos dificultades habituales con las que conviven muchos alumnos en su proceso de aprendizaje: el trastorno del déficit de atención y la hiperactividad. En este caso, los profesores también deben estar informados sobre este tema para que padres y tutores puedan elaborar estrategias de apoyo para el niño.
Los niños pasan muchas horas de su semana en clase. De este modo, el colegio y el hogar son los dos entornos de pertenencia en los que el niño siente un mayor arraigo.

Sin embargo, por contrapartida también puede ocurrir que el pequeño se sienta vulnerable si tiene dificultades para gestionar situaciones que le desbordan. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, en el sufrimiento causado por el acoso escolar que, tristemente, es una de las problemáticas que más condiciona la felicidad de muchos alumnos. El acoso escolar puede darse en distintos grados. El vacío social y el aislamiento afecta a la autoestima personal del niño que, a partir de la información externa que recibe, se siente poco valioso.

Psicología infantil: problemas psicológicos más frecuentes en los niños
Desde el punto de vista de la conducta, un psicólogo infantil también puede ofrecer un apoyo terapéutico al niño en casos de falta de autocontrol y desobediencia constante ante la autoridad de los padres. Una desobediencia que también puede estar producida por un exceso de agresividad que tiene una causa concreta.

Una de las dificultades emocionales que sufren los niños de un modo más frecuente durante la infancia son los celos. Una vivencia muy habitual cuando el hermano mayor se prepara para dar la bienvenida a un nuevo miembro a la familia que se convierte también en centro de atención y de mimos. En la mayoría de los casos, los niños superan los celos de un modo natural con el tiempo.

Psicología infantil: problemas psicológicos más frecuentes en los niños

Dificultades causadas por el divorcio

Los niños también pueden sufrir enormemente como consecuencia de un miedo que les desborda. Un temor que puede verse magnificado a partir de una situación que ha producido un cambio en su estilo de vida: el divorcio de los padres afecta a su núcleo personal. En este tipo de casos, muchos niños sufren porque se sienten culpables al creer que ellos tienen algún tipo de responsabilidad en lo que ha ocurrido. Del mismo modo, también pueden experimentar miedo a separarse del padre o de la madre.

Los padres pueden tomar la decisión de consultar sus dudas con un psicólogo infantil cuando sienten que necesitan apoyo especializado para gestionar una situación.