Psicología para superar las barreras de la mente
Las barreras, muchas veces, si te pones a analizarlas en profundidad son internas, no externas. De hecho, una de las barreras más importantes que se ponen muchas personas viene de la mano del mensaje “no puedo”. Existen personas que antes de dar un paso, se anulan a sí mismas a través de ese no puedo que en el fondo, también tiene una alta carga de comodidad y de resistencia al cambio. Por ello, para superar las barreras emocionales es indispensable realizar un trabajo consciente para cambiar el modo de pensar y dar un giro hacia el empoderamiento que produce la actitud positiva. En ese caso, se trata de decirte a ti mismo de una forma prácticamente automática: “Sí puedo”. Cuanto más te lo digas tienes más opciones de llegar a creértelo de verdad en algún momento, al haber interiorizado al cien por cien, ese mensaje.

Las barreras emocionales te bloquean, te anulan, te quitan todo ese potencial que está dentro de ti. Te hacen sentir pequeñito, encerrado en los márgenes de unos esquemas mentales equivocados. Todo ser humano tiene una capacidad de superación infinita, pero dicha capacidad no es mágica, sino que se pone en práctica y se lleva a cabo a través de cada acción. Las barreras en realidad no son un problema sino una oportunidad de aprendizaje y de valentía cuando adoptas la actitud adecuada.

Las barreras emocionales se superan poniendo la atención en una meta fuerte y motivadora, porque en ese caso, el riesgo siempre compensa. Por otra parte, la experiencia propia de los años también se convierte en una fuente de sabiduría interior para saber tomar las decisiones adecuadas en cada circunstancia. Detrás de toda barrera en la que una persona se estanca, existe un miedo por descubrir. Una vez que ya has identificado tu miedo, entonces, avanzar es mucho más sencillo.