Psicología positiva para ser feliz en lunes
La felicidad, entendida como bienestar, no debería de depender de la fecha del calendario. Sin embargo, el lunes se convierte en una cuesta interminable para muchas personas que afrontan el inicio de la semana con mal humor, enfado y pesimismo. ¿Cómo convertir el lunes en un día positivo en tu vida?

Sé previsor

Es importante que seas previsor y que los viernes, antes de irte de la oficina, dejes tu escritorio totalmente ordenado para que cuando vuelvas el lunes, la sensación de caos sea menor. El orden externo influye de una forma muy positiva en la armonía interior. Por ello, cuida todos los detalles y ordena todos los papeles.

Del mismo modo, nunca dejes trabajo pendiente para el lunes. Así sientes que empiezas desde cero tu jornada. Una de las fuentes de mal humor más habituales es el tráfico, en ese caso, opta por coger el transporte urbano en vez de ir en coche. También puedes empezar el día con música y disfrutar de un menú que te encante en el desayuno. Además, ponte una ropa que te guste mucho en vez de dejar esas prendas especiales para ocasiones puntuales.

Verte bien te ayudará a sentirte mejor a nivel anímico.

Psicología positiva para ser feliz en lunes

Haz cosas que te gusten

Existen personas que se comportan como si el único día para disfrutar fuese el fin de semana. Tener menos tiempo libre, no significa que en lunes no sea posible hacer alguna actividad gratificante que sea una excusa perfecta para ser feliz. Para evitar que tu jornada laboral sea interminable, es mejor que no estés mirando el reloj constantemente.

Disfruta del rato de descanso con tus compañeros de trabajo, aprovecha para comentar cómo ha sido tu fin de semana e interésate también por los demás. El lunes es la oportunidad de abrir la puerta de la novedad en otra semana que puede traerte muchas cosas buenas si tú te predispones de la forma adecuada.