¿Psicosomatizas las emociones?
¿Sabes que tu cuerpo te muestra cómo estás a través de síntomas físico? Esto ocurre porque no exteriorizas las emociones, en casos extremos se puede hasta generar enfermedades porque el cuerpo necesita expresar que no está bien. Una enfermedad a causa de psicosomatizar las emociones es algo real ya que éstas son capaces de crear alteraciones en el cuerpo. Es muy importante que aprendas a “escuchar tu cuerpo” ya que te envía señales para concienciarte de que necesitas cambios en tu vida para estar bien de nuevo.

Tu bienestar integral dependerá de entender estas dolencias y qué es lo que tu cuerpo te quiere decir, saber qué es lo que quiere y de qué te está avisando. Hay señales que son claves para saber que tienen un origen emocional.

Los síntomas

Los síntomas aparecen y desaparecen sin motivo, pero las molestias comenzaron coincidiendo con algún acontecimiento que te afectó el estado de ánimo especialmente.

Los síntomas son variados y no tienen ningún nexo que les una, como por ejemplo: dolor de estómago, vómitos, dolor de espalda, mareos, etc.

¿Psicosomatizas las emociones?

La intensidad

El malestar que padeces se agrava dependiendo de tu nivel de ansiedad o de estrés, agravándose cuando aumenta y disminuyendo cuando te sientes mejor o más aliviado/a.

No te duele siempre con la misma intensidad ya que lo sientes de diferente manera dependiendo dónde y cómo te encuentres: trabajando, en casa, relajado/a, solo/a, con gente…etc.

Otros aspectos a tener en cuenta

– Si padeces enfermedades que no tienen un componente genético pero que hay varias personas de tu familia que también lo padecen.

– Si después de haber pasado por un tratamiento e incluso de haber pasado por una operación para mejorar la molesta y a las semanas vuelve una molestia igual o diferente en otra parte del cuerpo.

– Si no encuentras ninguna explicación razonable a tus malestares.