Qué puedes hacer para sentirte mejor
Existen personas que se sienten a merced de un estado de ánimo y piensan que no pueden hacer nada más. En realidad, el bienestar interno es un trabajo propio que no termina nunca. ¿Qué puedes hacer para sentirte mejor?

Busca ocupaciones

La pasividad que suele estar asociada con la tristeza o el dolor tiene que romperse con una ocupación gratificante. Si a un dolor le sumamos una ocupación aburrida, entonces, se suma todavía más malestar porque en una situación de pesimismo, el afectado tiene dificultades para concentrarse. Es de vital importancia buscar ocupaciones agradables para que a través de ese placer, se alivien las heridas internas.

Aprende a conocerte para saber qué necesitas. Si estás atravesando un periodo de desamor, no vayas al cine para ver una comedia romántica porque te va a recordar todavía más tus heridas. En ese caso, es mejor elegir un filme de ciencia ficción.

Qué puedes hacer para sentirte mejor

No te compadezcas

La compasión no ayuda en nada en la superación del dolor, al revés, te convierte en víctima. Eres una persona adulta, con recursos y capacidades para mejorar. Por ejemplo, si existe una situación que te desborda no te guardes todo el sufrimiento para ti y compártelo. Existen personas buenas en el mundo y dispuestas a ayudar a los demás. Es de vital importancia no perder la confianza. El contacto físico alivia las penas a nivel emocional. Un abrazo es un refuerzo muy estimulante.

No te quedes en casa

Cuando tengas el estado de ánimo bajo, no te quedes en casa un día tras otro. Hacerlo un día puntual sí es positivo para descansar y recuperar fuerzas. Sin embargo, cuando este gesto se convierte en costumbre, entonces, comienza un problema porque el afectado termina encerrándose cada vez más en sí mismo. Y el aislamiento no es una buena compañía en un momento de dolor.