Puntos a valorar antes de hacer un curso de autoayuda
A la hora de hacer algún curso vinculado con la temática emocional, es importante, tener en cuenta algunos requisitos para entender que esta temática tiene unas particularidades concretas. De esta forma, el alumno es más consciente de dónde va y de qué puede hacer para sacar más partido de esta experiencia formativa.

Cinco consejos prácticos

En primer lugar, para hacer un curso de este tipo no es necesario estar en un mal momento. De hecho, cuanto mejor estés, más vas a disfrutar del proceso.

Es fundamental poner en práctica el respeto de escuchar a los demás compañeros mientras están hablando. Y también, cumplir el pacto de confidencialidad: lo que se dice en clase, debe quedar ahí, forma parte de la intimidad del grupo.

La puntualidad es más importante que nunca en este tipo de clases donde aprovechar el tiempo al máximo permite que las personas puedan conocerse un poco mejor a sí mismas. Pero además, que uno llegue tarde por rutina, genera distracciones en los demás ya que corta el ritmo de la clase.

Es imoprtante que tengas tu propio criterio: no tienes que tomar al pie de la letra los contenidos que el profesor da en el aula. Toma aquello que te sirva a ti, y deja de lado, lo demás.

Ten una actitud de confianza: en general, en este tipo de cursos, se forma muy buen ambiente, se conoce a personas interesantes desde una perspectiva muy humana. Pero por supuesto, existe la posibilidad de que un alumno sienta que está en un grupo en el que no encaja. En ese caso, sigue buscando.

Puntos a valorar antes de hacer un curso de autoayuda

La actitud del buen alumno

La actitud del buen alumno es el que respeta la autoridad del profesor. Existen algunos alumnos que acuden a este tipo de cursos con una actitud totalmente equivocada a la hora de aprender. Se comportan como si ya lo supieran todo. Para finalizar, es mejor acudir solo y no acompañado de algún amigo o algún familiar.