Puntos positivos de la tristeza
Puntos positivos de vivir la tristeza. Cualquier persona evita en la medida de lo posible la tristeza, el dolor o el sufrimiento. Pero… ¿Se trata de emociones que son malas? La realidad es que no, al contrario, la tristeza forma parte de la vida del mismo modo que la alegría.

Incluso, existen situaciones en las que puedes vivir una mezcla de felicidad y de tristeza como sucede en aquellos momentos en los que lloras de emoción. Vivir la tristeza es la única forma de recuperar la alegría en ciertos momentos. Así sucede en el proceso de duelo natural que sigue a la muerte de un ser querido. Es decir, es normal sentir pena por la ausencia de ese ser especial.

Además, es bueno vivir la tristeza y no tener obsesión por alcanzar la alegría. Superar las fases del dolor implica dar tiempo al tiempo que es un antídoto natural a la hora de cicatrizar las heridas. Por otra parte, un momento de tristeza sueles vivirlo más contigo mismo porque te apetece estar menos con los demás. Es decir, fomentas la introspección. Por ello, suele ser una etapa de un gran autoconocimiento en tanto que observas tu mundo interior, reflexionas sobre tu carácter y tu propia vida, te haces preguntas a ti mismo… De este modo, se trata de una etapa de la que puedes salir muy fortalecido desde un punto de vista emocional.

Además, la tristeza es positiva porque escuchar esa emoción nos hace darnos cuenta de que algo está pasando. Por ejemplo, cuando una persona se muestra muy triste sin ningún motivo lógico, entonces, puede ser que tenga una depresión y necesite la ayuda de un experto para hacer frente a su situación de dolor.