¿Qué es el coaching ontológico?
El coaching es una herramienta muy utilizada en la sociedad actual como herramienta de ayuda. Existen distintos ámbitos de aplicación como muestra el coaching financiero, el coaching personal, el coaching sistémico, el coaching empresarial… Pero también existen distintas metodologías. Hoy en Psicoblog analizamos qué es el coaching ontológico. El término ontológico tiene un alto valor metafísico que conecta con la filosofía, es decir, remite al ser como la máxima realidad presente.

Interpretaciones de la realidad

El coaching ontológico parte de una premisa y es que el lenguaje describe la realidad pero a través del lenguaje también se genera una realidad valiosa. De esta forma, las personas podemos condicionarnos a nosotras mismas a través de un diálogo interior negativo o podemos potenciarnos al máximo a través de palabras optimistas. De esta forma, el coaching ontológico se convierte en una herramienta para ayudarnos a nosotros mismos a liberarnos de todas las creencias negativas que limitan todo nuestro potencial de felicidad.

El coaching ontológico parte de un principio fundamental. No sabemos cómo son las cosas en sí mismas sino cómo las interpretamos nosotros desde nuestra subjetividad. Un principio muy propio de la filosofía de Kant. Por otra parte, y en la misma línea, aunque el ser humano es un ser racional, observa la realidad a partir de sensaciones y capacidades que son limitadas. Es decir, son un filtro marcado por la subjetividad.

¿Qué es el coaching ontológico?

El ser humano es un observador

A través de la toma de conciencia de estos puntos principales, se pretende ayudar a la persona a liberarse de sufrimientos que arrastra al haber convertido creencias en verdades inamovibles. Las interpretaciones son subjetivas como muestra el hecho de que cada persona puede tener una percepción diferente a partir de un mismo hecho.

De esta forma, el coaching ontológico nos hace tomar conciencia de que percibimos en el instante presente a partir de la persona que somos en ese momento a partir de la suma de estado de ánimo, cuerpo y diálogo interior.