¿Qué es el psicoanálisis?
En psicología existen diferentes terapias que podemos realizar para solucionar nuestros problemas psicológicos o de mejorar nuestro estado de bienestar. Una de ellas es el psicoanálisis, elaborado por Sigmund Freud a partir del descubrimiento del inconsciente. Esta terapia parte de la base de las causas que nos producen el trastorno o malestar psicológico están en el inconsciente, por lo que no podemos solucionarlos por nosotros mismos porque no podemos acceder a esta parte de nuestra mente. Para lograrlo necesitamos que otra persona, el terapeuta, mediante el psicoanálisis, acceda a nuestro inconsciente y haga consciente lo que nosotros ignoramos.

El psicoanálisis parte de la base de que los sucesos traumáticos que reprimimos en el inconsciente son los que nos provocan los trastornos, porque se manifiestan como síntomas físicos, psíquicos, comportamientos adictivos, etc.

Lo que se pretende es encontrar esa causa primera.

Esta terapia es la que más responde a la imagen que todos tenemos de la consulta del psiquiatra, en la que el paciente está echado en un diván mientras el terapeuta está sentado a la cabecera del mismo, realizando preguntas y tomando notas sobre lo que el paciente dice. La utilización del diván no es arbitraria, sino que se utiliza para que el paciente pueda asociar ideas más libremente, sin sentirse coartado o limitado por el terapeuta.

Dado que lo que se busca en el psicoanálisis es encontrar la causa inconsciente que lleva al sujeto a sentirse mal, por fobias, neurosis, obsesiones, depresión o angustia, al paciente se le pide que diga todo lo que se le ocurra, sin importar si le parece importante o no. Por ello se le pide que hable de sus sueños, sus fantasías, sus deseos, el presente, el pasado… todo aquello que pueda permitir al terapeuta realizar las asociaciones necesarias para encontrar el trauma y a partir de ahí comenzar la curación del paciente.