¿Qué es la memoria emocional?
La memoria es una fuente de satisfacción para un ser humano pero también es un foco de conflicto. Es imposible borrar los recuerdos amargos, los hechos dolorosos y la tristeza vivida. Y conforme mayor es una persona tiene más recorrido realizado y menos esperanzas futuras. Envejecer es ley de vida. La memoria está determinada por las emociones en tanto que fijamos mucho más fácil en nuestra mente, aquellos instantes en los que hemos sentido una emoción concreta: una gran ilusión, mucho miedo, alegría inesperada… La emoción cuando es repentina, nos saca de golpe de nuestra área de confort.

El poder de las emociones

El poder de las emociones en los recuerdos es muy importante. La memoria emocional es el sistema concreto a través del cual el ser humano clasifica sus recuerdos a partir de algunas emociones. El poder de la emoción es tan potente que también se puede producir la situación paradójica de que alguien ovide algo que le causó un gran impacto. Borrar ciertos hechos también es un mecanismo de defensa de la mente cuando se siente vulnerable ante ciertas vivencias.

El poder de las emociones también se muestra de una forma muy clara en la tercera edad cuando la infancia vuelve de nuevo a la mente del anciano de una forma recurrente. Se siente añoranza por ciertas personas de la niñez que ya no están.

¿Qué es la memoria emocional?

El lenguaje refuerza la memoria

El lenguaje también refuerza la memoria porque cuando una persona pone palabras a una vivencia y la comparte con alguien más, ese instante queda guardado con más nitidez en su mente porque todos necesitamos contarnos historias de nuestra vida para poder comprenderla mejor.

El poder de las emociones es tan fuerte que también se desdibujan en la mente. Cuando una persona lee su diario después de muchos años, se da cuenta de cómo ha cambiado y de que las cosas no son tal y como las recordaba.