¿Qué es un presentimiento?
Uno de los ámbitos más misteriosos del ser humano remite al terreno mental y al ámbito de la conciencia. La realidad es que por más que quiera una persona, no puede acceder al interior ni a la conciencia de otra. Es decir, cada uno es libre de su verdad interior y de aquello que quiere compartir o no con los demás y en qué medida quiere hacerlo. Pues bien, el pensamiento remite a diferentes realidades: por ejemplo, al ámbito de la verdad y de la certeza. Pero también, a otro tipo de pensamientos que no tienen un nivel de certeza tan elevado y que, sin embargo, están basados en una intuición que va más allá de lo racional y de la lógica.

Los presentimientos, a veces, asustan, especialmente, cuando anuncian la llegada de algo malo. Sin embargo, la realidad muestra que en muchas ocasiones, muchos de estos presentimientos no se cumplen. Pero hay momentos en los que crees que algo que soñaste ya lo habías vivido en la realidad, o de pronto, tienes una corazonada muy fuerte que te resulta inexplicable. Es difícil definir qué sucede pero así es.

En muchas ocasiones, conviene tener cuidado a la hora de no confundir los presentimientos con la negatividad y es que hay personas que viven pegadas y conectadas permanentemente con el pensamiento negativo. Siempre se ponen en lo peor, por ello, cuando sucede lo peor creen que ya lo sabían mediante un acto de autoafirmación. Lejos de pensar así, lo mejor es que siempre conserves en tu mente aquellas corazonadas positivas que se cumplieron y que dejaron un sabor dulce en tu alma.

El funcionamiento del ámbito mental produce un asombro constante incluso a los propios científicos que no paran de investigar sobre esta cuestión al igual que han hecho durante muchos siglos los filósofos, por ejemplo, Descartes.