¿Qué hacer cuando alguien te destroza el alma?
¿Qué hacer cuando alguien te destroza el alma? La filosofía del optimismo llevada a su punto extremo, nos lleva a la situación equivocada de evitar el dolor incluso, cuando hay que vivirlo. Y es que, la única forma de superar ese dolor desgarrador que te perturba por dentro cuando alguien te ha herido en lo más hondo es vivir ese dolor y procesarlo para poder curarlo de verdad. Y además, aunque las heridas se curan, también quedan cicatrices que vuelven a doler en algunos momentos al compás de los recuerdos, las añoranzas o las pérdidas.

Cuando alguien te destroza el alma te duele todo, no sólo a nivel emocional sino también, a nivel físico. Te duele el cuerpo porque estás cansado y agotado como consecuencia de la tristeza. Por suerte, la experiencia personal es una fuente de sabiduría a la hora de afrontar este tipo de momentos. Por ello, conviene mirar al pasado para recordar situaciones similares en las que no te diste por vencido y aunque sufriste, superaste un dolor que no es eterno.

Cuando te duele el alma, céntrate en ti mismo de verdad. No sientas la responsabilidad moral de estar pendiente de los demás porque ahora es cuando más tienes que preocuparte por ti. Cuando alguien está débil no puede hacerse cargo de las preocupaciones ajenas porque bastante tiene con soportar su propio dolor.

Aléjate todo lo que puedas de la persona que te ha hecho daño. Apártala de tu camino. Hazte la vida agradable y bonita a ti mismo, pon el foco de atención en tu propio bienestar. Disfruta de una vida sana en contacto con la naturaleza porque ese tipo de planes resultan terapéuticos.