Qué hacer cuando las preocupaciones no te dejan dormir
La mente se puede volver especialmente obsesiva por la noche. Esta sensación aumenta cuando la persona vive sola y tiene una sensación desagradable en medio de la oscuridad. Las preocupaciones pesan tanto en el interior de la conciencia que incluso, pueden causar problemas de descanso y de sueño. ¿Qué hacer cuando las preocupaciones no te dejan dormir?

Levántate de la cama

Evita estar dando vueltas y vueltas durante toda la noche. Puedes levantarte un rato para desconectar, cambiar de aires y también, tomar un vaso de leche caliente o una infusión.

Escribe lo que sientes

Si hay algo que te roba la paz o que te atormenta, entonces, sácalo fuera de ti. Puedes tener en tu mesilla de noche un diario emocional para escribir esos pensamientos y vivencias que te rompen la paz del alma.

La escritura terapéutica es un método muy relajante que además, tiene un efecto calmante que te permite liberarte de esas cargas que parecen más pesadas todavía en medio del silencio y la oscuridad de la noche.

Escucha la radio

La radio hace mucha compañía por la noche a aquellas personas que viven solas. La radio es una voz amiga que te acompaña allí donde estés. Puedes escuchar música suave de fondo que te ayude a conciliar el sueño. La música tranquila puede ser el marco adecuado para realizar un ejercicio de relajación.

Qué hacer cuando las preocupaciones no te dejan dormir

Corta tus pensamientos

Corta tus pensamientos de una forma consciente y aparca un asunto pendiente hasta el día siguiente. A la mañana siguiente, desde otra perspectiva, lograrás verlo todo con más calma y sin esa angustia que te invade el alma a partir de la madrugada.

Cuando las preocupaciones no te dejen dormir intenta seguir los consejos de la sabiduría popular. Puedes empezar a contar ovejitas, simplemente, para no centrar tu energía en una preocupación.