¿Qué hacer cuando pisan tu dignidad?
La dignidad es una cualidad humana, que te mueve y que te hace sentir que pisas sobre suelo firme. En cambio, cuando alguien te humilla, notas que te rebaja y lo que es peor, que te denigra como persona. Perdiendo de vista cuál es tu verdadero yo. ¿Qué puedes hacer cuando no te tratan de una forma digna?

En primer lugar, no dejar que esa situación afecte a tu autoestima. Es decir, intenta que el modo de tratarte y de valorarte de la otra persona no determine el modo en que te tratas a ti mismo. Siempre tienes que quererte más allá de los factores del entorno. Por otra parte, si alguien no ve tu dignidad, muéstrasela tú. Por ello, siempre es uno mismo el que a través de la ética y de los valores, debe comportarse de una forma coherente. Es importante que tengas un criterio de lo correcto y lo incorrecto en las relaciones sociales para marcar la diferencia entre aquello que no estás dispuesto a tolerar.

En ocasiones, el miedo a la soledad hace que muchas personas mantengan vínculos tóxicos. Conviene dar tiempo al tiempo, empezar de nuevo y no temer estar solo un tiempo, sin amigos. En algún momento, la puerta de la esperanza volverá a abrirse de nuevo. No te impacientes, ni te pongas en lo peor.

Por otra parte, cuando alguien pisa tu dignidad, lo mejor es que te alejes y marques una distancia prudencial para perder el trato con una persona que no sabe rectificar a tiempo. Existen casos de mayor gravedad como los malos tratos que son totalmente injustificables.

Alguien que ha sido sometido durante muchos años a humillaciones, puede que necesite de la ayuda de un psicólogo para recuperar el equilibrio emocional. ¿Qué hacer cuando pisan tu dignidad? Aprender que no mereces ser tratado así.