Qué hacer cuando te sientes mal en el trabajo
Existen personas que asocian el ámbito laboral con el disgusto personal, el malestar, la ansiedad, el desánimo y el pesimismo. Cualquier persona que se sienta infeliz en su trabajo, debe evitar conformarse y quedarse estancada por miedo a no encontrar algo mejor.

Piensa en qué puedes hacer tú

En una situación que te desborda es básico que no eches la culpa a todo el entorno de lo que te pasa y asumas tu parte de responsabilidad en el conflicto. Es decir, analiza opciones de qué puedes hacer tú para sentirte un poco mejor en horario de oficina.

No te quejes siempre

Es frecuente que cuando una persona está mal en el trabajo se queje con frecuencia hasta el punto de caer en la queja tóxica. Sin embargo, esta actitud no te ayuda en nada. Cuando quedes con un amigo para pasar la tarde, evita que el trabajo se convierta en un tema de conversación recurrente porque, en ese caso, no desconectas de tu preocupación.

Haz bien tu trabajo

Uno de los riesgos del desencanto laboral es caer en el síndrome del quemado que te lleva a dar el mínimo para cumplir con tu obligación. Es muy importante que seas exigente contigo mismo para hacer bien tu trabajo para sentirte mejor.

Qué hacer cuando te sientes mal en el trabajo

Sigue buscando otro empleo

El simple hecho de saber que tú pones de tu parte para buscar otro empleo, te ayudará a sobrellevar mejor el malestar de la oficina. Es importante que refuerces la búsqueda en tiempos de crisis económica.

Acude al trabajo caminando

Es muy importante caminar porque a nivel físico y mental, la rutina de ejercicio te ayuda a llenarte de energía positiva y de bienestar. Después de un día duro en la oficina, dar un paseo te ayudará a desconectar antes de volver a casa.