Qué podemos esperar de la terapia psicológica
Cuando no nos sentimos bien con nosotros mismos o con los demás, o sentimos que sufrimos innecesariamente o que nos vemos atrapados en una serie de conductas y temores que no nos permiten ser nosotros mismos, decidimos acudir a la conducta de un psicólogo para que nos ayude a solucionar dichos problemas.

Sin embargo, a veces creemos erróneamente que, una vez que hayamos terminado la terapia no tendremos que hacer frente a más dificultades ni sufrimientos a lo largo de nuestra vida. Cuando nos damos cuenta de que no es así, tendemos a pensar que la terapia no ha sido válida y nos sentimos frustrados y estafados. Para que esto no ocurra, es importante saber qué podemos esperar de la psicoterapia.

Cuando nos sometemos a una psicoterapia, adquirimos un mejor conocimiento de nosotros mismos y aprendemos a utilizar técnicas y estrategias que nos proporciona el terapeuta para poder superar las dificultades de la vida diaria, dificultades que hasta ese momento no hemos sabido cómo hacerles frente.

Ese mejor conocimiento de nosotros mismos también nos va a permitir conocer las motivaciones inconscientes que nos mueven y que desconocemos, y que son aquellas que hacen que, muchas veces, nuestra vida se mueva en una dirección opuesta a la que nos gustaría. Una vez que las conocemos, podemos hacerles frente e impedir que sigan determinando nuestros actos y decisiones.

Es importante, por ello, que no nos limitemos a escuchar al terapeuta, sino que en nuestra vida diaria apliquemos esas técnicas que aprendemos en la terapia. Sólo mediante la práctica lograremos que disminuyan el miedo, la ansiedad y otros factores que nos empujan o nos impiden ser felices.

Finalmente, es importante recordar que no todas las transformaciones que deseamos se producen mientras realizamos la terapia, algunas se dan semanas o meses después de que ésta haya terminado, porque en la terapia sólo se comenzó el proceso de cambio.