Qué puedes hacer para alegrarte el día
Cada día es diferente a nivel emocional. Más allá del tiempo que haga, en nuestra mente puede hacer sol o lluvia en función del estado de ánimo. Existen jornadas en las que todo fluye con una gran naturalidad y días grises en los que todo se vuelve más difícil. En situaciones así, es importante que pienses en aquello que está en tu mano para mejorar tu presente. En última instancia, esto es el coaching. Un concepto que remite al empoderamiento de actuar de forma consciente.

Consejos para animarte el día

Existen un montón de opciones sencillas para animarte el día. La más recomendable es salir a dar un largo paseo por la ciudad. No dudes en detenerte por el camino para disfrutar de los escaparates de las tiendas o para tomar algo en una cafetería y leer el periódico.

Para animarte el día también puedes ir a una pastelería y regalarte un dulce. Del mismo modo, puedes apagar la televisión y poner en casa la música de fondo de tu cantante favorito. Si tienes un mal día también puedes motivarte planificando planes de ocio diferentes para el próximo fin de semana.

Si quieres animarte el día, llama por teléfono a esa persona que siempre te anima con solo escuchar su voz. La simple compañía de alguien querido es enriquecedora a nivel emocional. Si quieres alegrarte el día también puedes ir al cine para ver esa película que llevas un tiempo queriendo disfrutar.

Si lo que prefieres es quedarte en casa en días grises emocionalmente, entonces, hazlo. Pero busca una ocupación para centrar tu mente. Por ejemplo, puedes cocinar una receta distinta, ordenar los armarios, preparar un baño de agua caliente… También puedes llamar por teléfono a alguien para invitarle a merendar.

Qué puedes hacer para alegrarte el día

Nunca llueve todos los días

Cuando tengas días grises a nivel emocional recuerda que no llueve todos los días y que la lluvia también es buena. Por tanto, en días de este tipo también puedes conocerte a ti mismo desde otra perspectiva. Utiliza paraguas para protegerte de la tristeza.