¿Qué se esconde detrás del pensamiento negativo?
¿Qué se esconde detrás del pensamiento negativo? El pensamiento negativo no es innato en el ser humano, esta es una de las razones por las que todos aquellos que tienden a pensar de este modo, deberían evitar quedarse estancados en el estrés, la tristeza y la ansiedad que produce ponerte siempre en lo peor. ¿Qué se esconde detrás del pesimismo como actitud ante la vida? Sin duda alguna, existe miedo a alcanzar los sueños, miedo al éxito, al triunfo y también, a la felicidad. Aquellas personas que se desaniman a sí mismas a través de los mensajes de la mente, antes de apostar por un sueño adoptan el rol de vida equivocado al creer que no intentar algo es mejor que intentarlo, asumiendo la posibilidad de un error o de un fracaso.

Por otro lado, las personas que piensan en negativo también se comportan de este modo con la finalidad de evitar una posible decepción. Por ejemplo, alguien que hace una entrevista de trabajo, acude la oficina y se dice a sí mismo: “Seguro que no soy el elegido”. De este modo, una vez que confirma que no ha superado el proceso de selección, se afianza todavía más en sus ideas negativas como si fuesen certezas.

El pensamiento se nota en el sentimiento y en la acción, por ello, para aprender a mejorar es fundamental poder incidir en el plano mental para abrir la puerta a las palabras bonitas, los mensajes motivadores, el amor hacia uno mismo, la autoestima… Del mismo modo, ha llegado el momento de tirar al cubo de la basura los mensajes destructivos, los reproches, la autocrítica, el cansancio emocional… El bienestar depende de ti y de la actitud que adoptas ante el presente. Por ello, empieza cada día con un mensaje: “Merece la pena ser optimista”. No tienes nada que perder, y mucho que ganar.

Disfruta de tu propia compañía y del diálogo interior gratificante que te conduce hacia la paz del espíritu y la tranquilidad del alma. Por el contrario, el pensamiento negativo es una auténtica tortura emocional.