Querer cambiar a tu pareja
Es humano querer cambiar a otra persona pero no es ético querer hacerlo: ¿Cómo te sientes cuando alguien quiere cambiarte a ti como si fueses un muñeco? El cambio es un gesto que surge desde la libertad interior de aquel que quiere dar un paso concreto en su vida. Cuando una persona se siente presionada desde fuera para cambiar se aleja y se reafirma todavía más en sus actitudes.

¿Por qué te enamoraste de tu pareja?

Existen muchas personas que cometen el error de aplicar el lema “cambiará por mí” a su relación. Son conscientes de que existen muchos signos de infelicidad en su relación desde el inicio del noviazgo pero aguantan pensando que en el futuro las cosas cambiarán. Y lo más probable en una situación así es que las cosas cambien pero a peor.

Es contradictorio enamorarte de una persona porque se supone que ese alguien te hace feliz y luego querer transformar a ese alguien en una persona totalmente distinta haciéndole perder su verdadera esencia. En el amor también se producen situaciones caprichosas a nivel emocional que surgen por tener un concepto equivocado de una relación de pareja. Existen rasgos que aunque se pueden valorar en una persona no son indispensables para tu felicidad. Que tu pareja sea o no romántica no es algo urgente en tu vida.

Querer cambiar a tu pareja

Cambia tu actitud

En muchos casos, en vez de centrar tanto la atención en el otro conviene poner el foco en uno mismo. Cambia tu actitud para no dar tanto peso a ciertos gestos que puede que no sean tan prioritarios en tu relación. Céntrate en las virtudes de tu pareja, valora todo aquello que le convierte en alguien especial. Y no dejes que sus defectos eclipsen todas sus virtudes.