Rasgos psicológicos de los asesinos en masa
El pasado mes de julio el mundo se sobrecogía con la noticia de la masacre ocurrida en Oslo, en la que murieron asesinadas más de 70 personas. No es la primera vez que esto ocurre, ya que ha sucedido otras veces, sobre todo en Universidades e Institutos de Estados Unidos. Pero ¿qué es lo que mueve a alguien a convertirse en un asesino en masa?

Un asesino en masa es diferente de uno en serie. Mientras este último mata a varias personas en un dilatado espacio de tiempo, premeditando los asesinatos, el asesino en masa como aquel que, al mismo tiempo o en un espacio muy corto, mata a cuatro o más personas, generalmente en el mismo lugar.

Se tiende a pensar que son quienes padecen enfermedades mentales como la psicosis o la esquizofrenia quienes pueden cometer estos asesinatos. Sin embargo, los investigadores han demostrado que son pocos quienes, sufriendo estas enfermedades, cometen este tipo de actos violentos.

Los rasgos que los expertos sí han determinado como comunes a los asesinos en masa son los siguientes:

– En el 95% de los casos, son varones.

– Suelen ser personas solitarias y muy introvertidas, que no están integradas socialmente.

– Se sienten alienados y desilusionados, y culpan de sus problemas a fuerzas externas o a conspiraciones, lo que los lleva a acumular mucha negatividad y resentimiento.

– Se auto adscriben el poder de castigar a quienes los han atacado, se han burlado de ellos o los han humillado. Esto enlaza con un sentimiento megalómano y mesiánico que existe a veces, en los que la persona se ve como alguien designado por los dioses para realizar un acto heroico.

– Normalmente planean sus fantasías de venganza durante años, hasta que ocurre un hecho que actúa como detonante y que les incita a llevar a cabo la matanza.