Razones para dejar de estar enfadado con tu ex
Después de una ruptura, es natural que las personas, necesiten su tiempo para curar las heridas. El enfado en el abandonado, es especialmente evidente. La ira surge como una defensa interna, y dicho sentimiento aporta fortaleza para seguir adelante, luchando, a pesar de la debilidad. Sin embargo, es mejor no prolongar esta fase de enfado, no dar tanta importancia a esa persona que ya no forma parte de tu mundo. ¿Por qué es importante dejar de estar enfadado?

Dale las gracias

Si te pones a analizar la situación con objetividad, a lo mejor descubres que en realidad, tienes más motivos para estar agradecido por su ausencia que enfadado. Te has quitado un peso de encima: si alguien no te valora de verdad como mereces, piensa que ahora tienes la oportunidad de encontrar a alguien que sí te merece. Y lo que es más importante, puedes empezar por valorarte tú.

Deja de cultivar ese enfado a través de los recuerdos negativos para alimentar la esperanza dentro de ti: haz planes de futuro sobre todo aquello que te gustaría hacer a partir de ahora.

Razones para dejar de estar enfadado con tu ex

No idealices a tu ex

Desde la distancia que causa una ruptura, en más de una ocasión, las personas cometen el gran error de idealizar a su ex. En realidad, seguro que si haces el esfuerzo de centrarte en los defectos de esa persona te darás cuenta de que existen muchos motivos para convertir a ese alguien, en una persona totalmente olvidable.

Pero además, teniendo en cuenta que tu vida empieza ahora, que tienes todo un futuro por delante, no reduzcas tu mirada a algo que ya ha sido. Sé agradecido para poder matar ese enfado. Es decir, asume las cosas tal y como fueron hasta ahora.