Recupera la ilusión
A veces parece que la vida se empeña en ponernos las cosas difíciles. Parece que cada día recibimos una mala noticia, un nuevo golpe, un revés más. Tras cada uno de ellos nos rehacemos, decidimos seguir adelante, pensando que cada día será diferente, que mañana será mejor, y tras tanta lucha sin resultado, tras ver cómo nuestra vida se va desmoronando, no podemos por menos que caer en el desánimo, sintiendo que nuestra lucha no tiene sentido y por mucho que lo intentamos no podemos encontrar la manera de recuperar la ilusión y la motivación para empezar de nuevo.

Según los psicólogos, no debemos asustarnos de este sentimiento, porque es totalmente normal. Después de tantas frustraciones, uno no encuentra razones para levantarse al día siguiente y seguir luchando. El problema puede venir cuando, además de llegar a esta situación, nos instalamos en ella, ya que la desesperanza crece y crece y el desánimo se va tornando mayor cada día.

Uno de los métodos para salir de esta situación es lo que los psicólogos denominan “reasignación positiva”, que consiste en recuperar la motivación y el sentido de nuestra vida reorganizando tanto nuestros objetivos como nuestras capacidades. Es el momento de redefinir nuestros objetivos y nuestras expectativas de un modo lo más realista posible, y aunque esto nos pueda parecer en cierto modo un fracaso, debemos verlo como los peldaños que nos van a permitir salir del pozo del desánimo.

Al hacer esto ponemos en marcha la resiliencia, una capacidad presente en el ser humano que le hace superar las condiciones más adversas con las que se pueda encontrar. De este modo, cambiando las emociones negativas que nos producen los hechos que vivimos y cómo los contemplamos, podremos recuperar la ilusión.