Recursos personales para sobreponerte a la adversidad
La superación de la adversidad depende, en gran medida, de los recursos personales que tiene una persona. Por suerte, todos tenemos la capacidad actual y potencial de incrementar nuestros propios recursos para superar etapas difíciles. En este artículo te doy ideas de recursos personales que pueden ser tu botiquín de primeros auxilios emocionales cuando sientes debilidad.

Uno de los principales ingredientes de tu salud emocional son tus valores. De hecho, son tu soporte, tu referencia ética en la toma de decisiones. Ojalá que tus valores sean tan altos que te inspiren a ser mejor persona.

Consejos de felicidad

Además, la adversidad es un concepto muy general. Acótalo en tu realidad. Es decir, identifica cuál es el problema concreto que te hace sufrir y busca una solución. Enfoca tu perspectiva en la misma y no tanto en el foco del conflicto en sí mismo. Si crees que por ti mismo no puedes encontrar esta solución, pide ayuda profesional. En el contexto de los conflictos de familia, destaca la figura del mediador como una referencia de apoyo.

Realiza una selección de canciones musicales que te elevan el ánimo de forma directa. Diez canciones que, cuando las escuchas, te transportan hacia un universo de energía positiva, buenas vibraciones y sentimientos agradables. Estas canciones serán tu mejor medicina cuando observas la realidad de color gris.

Recursos personales para sobreponerte a la adversidad
Del mismo modo, identifica lugares y entornos en los que te sientes como en casa. Lugares que conectan con tu propia esencia. Por ejemplo, esa cafetería a la que acudes a leer tu revista favorita. O ese parque en el que te gusta sentarte y observar el infinito sin pensar en nada. Lugares en los que de forma positiva te sumerges en un universo nuevo y te evades de tu propia realidad, aunque solo sea durante unos minutos.

Igualmente puedes añadir a tu botiquín de primeros auxilios esas actividades que realizas y que te encantan tanto que te concentras completamente en aquello que estás haciendo. Tal vez seas un amante de la lectura y en ese caso, para ti leer es un placer emocional y vital. Tú tienes que encontrar tus propias recetas porque cada persona es única.

Realiza el ejercicio de elaborar un decálogo sobre lo que para ti representa un día feliz. Escribe este decálogo y coloca el folio en un lugar visible de tu casa para recordarte a ti mismo, cuál es tu propósito de hoy. Lo ideal es que en estos diez principios de felicidad, anotes únicamente mensajes cuyo cumplimiento depende de ti. Es decir, no anotes ideas que dependen del azar.

Piensa en personas que tienen un poder terapéutico sobre tu estado de ánimo. Personas que con sus palabras, su abrazo o su compañía alivian tus heridas. No te quedes solo con tu dolor, compártelo.

Recursos personales para sobreponerte a la adversidad

Visualiza el futuro en positivo

Si la causa de tu sufrimiento tiene que ver con el pasado mira hacia tu presente. Y si el ayer te bloquea incluso cuando ya han pasado muchos años de lo ocurrido, pide ayuda psicológica. Pero recuerda cada día que aquello ya no forma parte de tu vida en la forma en la que ocurrió. Del mismo modo, te animo a visualizar el futuro en positivo. Antes de ir al cine selecciona muy bien las películas que vas a ver. Infórmate sobre el argumento a través de las sinopsis publicadas en periódicos y visualiza el tráiler. Elige películas con un mensaje positivo y esperanzador.