Cómo reducir las quejas en Navidad
Las quejas producen una gran insatisfacción en cualquier momento de la vida, también durante la Navidad que cuenta con muchos detractores que vinculan el espíritu navideño con la hipocresía social de la exaltación del sentimiento frecuente en fin de año. Las quejas durante la Navidad no solo perjudican tu mundo interior sino que también, pueden contaminar el entorno familiar. ¿Cómo evitar esta actitud durante las celebraciones de fin de año e incrementar la gratitud?

Piensa en una persona de tu familia a la que quieres

¿Qué persona de tu familia es aquella a la que más quieres? Entonces, intenta hacer más feliz a esa persona a través de tu actitud, tu compañía y tu sentido del humor.

La felicidad también surge de tener la capacidad de ser generoso, sacrificando incluso ciertos deseos personales. Priorizar el bien común de la familia en Navidad es una actitud sana frente al individualismo.

Celebra la Navidad a tu modo

Existen muchos convencionalismos sociales que invitan a celebrar la Navidad de una forma concreta. Sin embargo, también tienes la libertad de decidir cómo quieres vivir este tiempo personalizado las tradiciones de fin de año a tu propio modo de ser. Cada vez son más las familias que deciden hacer un viaje en Navidad.

Cómo reducir las quejas en Navidad

Potencia la introspección en Navidad

La recta final de año es un buen momento de balance para observar con perspectiva los frutos personales y profesionales de 2015. Este análisis te permite conocer tu punto de partida hacia los logros que deseas conseguir en 2016. Prioriza el valor emocional de la Navidad frente al consumismo propio de este tiempo. Un regalo que puedes hacerte a ti mismo es elaborar una lista (lo más larga posible) de razones por las que consideras que debes dar gracias a la vida por tu presente. La gratitud es un antídoto frente a la queja.