Relajando cuerpo y mente
Una de las mejores formas de liberar el estrés es relajando tanto el cuerpo como la mente. Para ello te proponemos una técnica que podrás utilizar tanto cuando tu nivel de estrés sea muy alto como cuando tengas una preocupación que no sabes cómo solucionar y no te la puedes quitar de la cabeza.

Para este método necesitas contar con varias piezas de música clásica o de música suave, que no sea estridente, que sea sedante. Puedes utilizar música para la práctica del Thai Chi o Yoga.

La habitación donde estés debe estar a oscuras o casi a oscuras. A continuación pon la música en el volumen que desees y durante unos minutos permanece de pie, escuchándola, sin moverte. Respira profundamente y después comienza a mover los pies al ritmo de la música, como tú quieras, simplemente déjate llevar por tu cuerpo.

Muévete como quieras, sin ninguna restricción.

Unos minutos después comienza a mover las piernas. Siéntete libre, siente cómo tu cuerpo se mueve libremente, sin restricciones, sin nada que le impida fluir. Después comienza a mover las caderas, el tronco. Haz todos los movimientos que tu cuerpo te pida, sin importar cómo sean. Escucha a tu cuerpo.

Añade el movimiento de las manos y los brazos, como quieras, no hay normas ni reglas sobre cómo moverse, sólo debes ser uno con la música. Finalmente ya puedes mover también el cuello y la cabeza. Ya estás moviendo todo tu cuerpo. Libremente. Haz lo que quieras, salta, da palmadas, lo que te surja en cada momento. Continúa bailando durante unos minutos.

Para finalizar el ejercicio estira los brazos hacia arriba y mécete como si fueras un árbol a merced del viento. Mueve todo el cuerpo como un árbol. Baja los brazos y poco a poco detén el movimiento, tan sólo escuchando la música.

Notarás que estás mucho más relajado y lleno de energía.