Remedios para curar la soledad
La soledad está ahí, en ocasiones, de una forma elegida, en otras, de una forma obligada por las circunstancias. Sin embargo, incluso cuando está determinada por factores externos es posible ir más allá de la barrera para poder buscar compañía, hacer nuevos amigos, encontrar entornos protectores de bienestar… ¿Cómo puedes curar la soledad para volver a disfrutar de las relaciones?

En primer lugar, ten una actitud de apertura hacia los demás. En medio de la amargura que produce estar solo, muchas personas se cierran ante cualquier posible propuesta y sugerencia. Cuando alguien te proponga un plan, anímate a realizarlo aunque te dé pereza o te cueste, verás que luego te sentirás mucho mejor contigo mismo porque rompes la rutina y compartes la vida.

Por otra parte, anímate a hacer un uso humanizado de las nuevas tecnologías. La tecnología puede alejarnos de los demás, pero también acercarnos. Así lo muestran los casos de redes sociales cuya finalidad es hacer amigos o buscar pareja. Puedes crear un perfil y empezar a conocer gente interesante. Eso sí, con paciencia, prudencia y cuidando tu privacidad y tu seguridad.

Intenta recuperar el contacto con amigos que has perdido. A veces, la vida nos distancia de personas con las que hemos compartido mucho pero nunca es tarde para volver atrás en el tiempo. Por otra parte, busca algo que te motive, en ese caso, en la medida en que una persona tiene aficiones y actividades que le hacen sentir bien, también se siente menos sola. La soledad es un sentimiento interno, por eso, cuando alguien está lleno de felicidad, no existe espacio para sentir la soledad en negativo, todo lo contrario. Por ello, empieza a llenarte poco a poco, del amor hacia ti mismo, del respeto y de la gratitud. Si tú eres tu mejor amigo, entonces, nunca estarás solo.