Renacer naturalmente
Pasar un día en el campo, en la montaña o en la orilla del mar hace que todo ser humano se “recargue” de energías positivas volviendo a la ciudad y a las rutinas diarias con otra perspectiva, sintiéndose más feliz, activo y enérgico que antes. ¿Te ha pasado alguna vez? ¿Has notado como tus baterías físicas y psíquicas se han recargado por pasar un día o varios días en estos lugares? Si tu respuesta es afirmativa, seguramente también podrás afirmar que a la vuelta te has sentido más sereno y más feliz.

La naturaleza ayuda a renacer cuando se disfruta de ella y es por eso que es tan importante para el ser humano estar en contacto con ella y de vez en cuando, olvidarnos del estrés de la ciudad y de lo urbano.

Cada mañana

Si antes de desayunar te propones hacer ejercicio matutino, la naturaleza te ayudará a potenciar que todo tu interior se movilice mejor dinamizando tu energía y tu sangre.

Si no eres de los que hacen deporte tan temprano, es aconsejable que busques un parque para programar un “recreo” diario que ayude a despejarte y a encontrar tu paz interior. Inhala y exhala conscientemente observando tu entorno y sintiendo la energía de la naturaleza a tu alrededor.

Renacer naturalmente

Alternativas

Si eres de las personas que no disponen de mucho tiempo para dedicarse a sí mismo, también existen alternativas. Desvíate de tu camino habitual atravesando un parque o una plaza y observa las plantas, los árboles, escucha a los pájaros. Inhala mientras camina los diferentes olores que te proporcionan las diferentes estaciones del año.

Y si un día festivo dispones de más tiempo, no dudes en ir a un parque con fuentes o agua que no esté estancada. Esto también te hará conectar con la naturaleza.

Tus plantas

Ten plantas en casa y mímalas cuidándolas con cariño. Las plantas te ofrecen la oportunidad de ver y observar cómo crece la vida en silencio y de comprometerte con ella, con sus cuidados.