Resolver las contradicciones del corazón
El corazón representa no sólo el núcleo de la salud sino también, de las emociones y de los sentimientos. Los pensamientos deben estar en armonía con la razón, tener una coherencia con las propias ideas y con los valores. Sin embargo, en más de una ocasión, puede suceder que el corazón te muestre caminos poco claros. ¿Qué hacer para tomar una decisión y resolver una contradicción?

En primer lugar, dar tiempo al tiempo. En la mayoría de las ocasiones, los sentimientos contradictorios están marcados por la confusión en el amor. Así sucede, por ejemplo, cuando empiezas a sentir algo más especial por otra persona pero no estás del todo seguro. También sucede en un momento de posible ruptura. Se valora a la pareja pero no del mismo modo, por ello, el implicado en la historia debe hacer balance: seguir por el mismo rumbo o cambiar.

Las contradicciones del corazón son positivas ya que te ayudan a crecer y a madurar como persona. También te permiten conocerte mejor a ti mismo y tener la capacidad de actuar de una forma sabia. Esta sabiduría se adquiere con el paso de los años a través de la experiencia y de las vivencias.

Existen personas que intentan matar sus sentimientos en ciertos momentos y ocultarlos. Sin embargo, es poco saludable reprimir una emoción. Si está allí hay que escucharla, aunque hacerlo resulte incómodo. Así sucede, por ejemplo, cuando una persona tiene un trabajo que no le gusta y empieza a sentir el peso de la frustración. Atender la demanda que existe detrás de dicha emoción puede ser decisivo para ser más feliz al dar el paso de apostar por el cambio y transformar en acción una emoción. En la medida que afrontas una contradicción vital también sumas luz a tu propia vida y a tu alma.