Cómo saber si eres una persona perfeccionista
Idealizamos tanto el significado de la palabra perfección que por error, podemos llegar a deducir que ser perfeccionista es una virtud cuando en realidad produce el síndrome de la insatisfacción crónica. ¿Cómo puedes saber si eres perfeccionista? Si por ejemplo, dramatizas tus errores hasta el punto de que el peso de esos fallos te arruina el día, y por el contrario, no das el valor objetivo a tus méritos. Paasas página muy pronto después de haber alcanzado una meta en lugar de saborearla y celebrarla. Esta es una actitud habitual del perfeccionista.

Además, el perfil del perfeccionismo también se refleja a través de la mentalidad de interpretar la realidad desde conceptos absolutos del tipo todo o nada, nunca o siempre. De este modo, en la mente del perfeccionista no existen excepciones a la norma sino conclusiones generales.

Características del perfeccionista crónico

Un perfeccionista tiene muchas dificultades para delegar en los demás puesto que considera que muy pocas personas están a la altura de sus exigencias. Esto le lleva incluso a sobrecargarse de trabajo. Por su disposición, el perfeccionista también prefiere el trabajo individual que los proyectos de colaboración en equipo.

El perfeccionista tiende a personalizar el éxito y el fracaso, pone su autoestima en estos resultados externos. Esto le hace ser muy vulnerable porque no diferencia entre hechos y persona. De este modo, cada vez que recibe una crítica, la toma como un ataque personal.

Cómo saber si eres una persona perfeccionista
El perfeccionista tiene la falsa creencia de que esta implicación le ayuda a hacer mejor su trabajo, cuando en realidad, termina agotado mentalmente por la presión que se pone a sí mismo.

En algunos casos, el perfeccionista también tiene dificultades de gestión del tiempo al posponer tareas o repasar de forma incansable un proyecto por miedo a que tenga algún error. Es decir, el perfeccionista vive sufriendo de un modo crónico con las consecuencias de sus errores. Y también, puede sufrir el síndrome del impostor, es decir, el miedo de que su desconocimiento quede destapado en algún momento. Estos pensamientos generan ansiedad puesto que el perfeccionista se siente desbordado, en muchos momentos, por la realidad exterior.

Si por muy bien que hayas hecho un proyecto, por mucho trabajo que le has dedicado y la implicación que has puesto a la tarea, tú tienes una sensación agridulce porque piensas que el proyecto no está completo, entonces, el conflicto no está en el trabajo en sí mismo sino en tus expectativas. Unas expectativas irreales no te ayudan a avanzar en nada de lo que haces.

Cómo saber si eres una persona perfeccionista

Cómo superar el perfeccionismo

Aprendiendo a relativizar, tomando distancia de las cosas externas para buscar el equilibrio interior en ti. Disfrutando de hacer las cosas del mejor modo posible porque esta es la perfección. A un perfeccionista le preocupa mucho su apariencia, busca en exceso la admiración externa. Y este es el principal foco de sufrimiento puesto que pone su dicha en el lugar equivocado, en aquello que no puede controlar. Al inicio de un nuevo año es un buen momento para intentar corregir actitudes que no nos ayudan a crecer.