¿Sabes enfadarte?
¿Sabes enfadarte? Enfadarse es un acto impulsivo, pero hacerlo bien o mal es decisivo para sentirse bien o mal, para sentirse herido o con ganas de solucionar el problema. No todos los enfados son iguales y es que algunos te harán buscar y conseguir soluciones positivas y otros en cambio, te harán quedarte frustrado y resentido lleno de ira y estancado. ¿Cuáles son los sentimientos que sientes cuando te enfadas? En este artículo quizá aprendas a identificar cómo te enfadas, porque sólo así podrás reconocerte y aprender a cambiarlo.

Indignación y coraje

Cuando una persona siente indignación en su enfado sentirá ira ante alguna injusticia o algo que ocurre que debería ocurrir de manera diferente. Se trata de un sentimiento ético. Puede acabar en coraje que consiste en la reivindicación de un derecho o de cambiar algo.

Agravio / Malhumor

Se siente agravio cuando se altera de lo que es justo, es parecido a la indignación. Cuando se siente malhumor se manifiesta en una ira contenida y pasiva.

Enojo y enfado

También se puede plasmar en berrinche, ocurre cuando se tiene la percepción de un obstáculo, ofensa o frustración de un deseo leve o moderado.

Ira

La ira aparece cuando existe la percepción de un obstáculo, ofensa, frustración de un deseo pero la amenaza de daño es grande.

¿Sabes enfadarte?

Rencor o resentimiento

Se siente rencor o resentimiento cuando existe ira reprimida, una ira que no se expresa. El enfado y la ira cuando no se expresa se convierte en un sentimiento doloroso que puede durar mucho tiempo.

Hastío / hartura

La persona se siente enfadada y aburrida al mismo tiempo.

Exasperación

La exasperación aparece cuando se aguanta mucho y al final se pierde la paciencia.

Cólera, furia o furor

Es ira en la que no se mantiene la compostura y acostumbra a llegar a la venganza y la agresividad.

Repugnancia, desprecio, odio y despecho

La repugnancia y el desprecio aparecen con un rechazo mantenido y duradero, que puede desembocar en odio que consiste en una aversión intensa y duradera. El despecho lleva a la venganza pensada y planificada.