¿Sabes hacer críticas constructivas?
No todo el mundo sabe hacer críticas constructivas y la mayoría de las críticas pueden doler o se hacen sin querer, atacando. Hay que saber hacer críticas constructivas para que sirvan para que la otra persona mejore aquellos aspectos que vemos que podría mejorar y se convierta en una crítica efectiva, sea escuchada y se produzca un cambio efectivo y sobre todo positivo en la otra persona. Veamos algunos aspectos a tener en cuenta para que una crítica sea constructiva.

Prepara la situación

Si quieres que tu crítica sea efectiva debes tener en cuenta el momento de efectuarla y en cómo lo haces. Es por eso que deberás pensar bien qué es lo que vas a decir para poder expresarlo con tranquilidad y sin tener que herir los sentimientos de la persona a quien quieres transmitir tu opinión.

Además es aconsejable que encuentres un ambiente relajado, sin ruidos, sin prisa y donde nadie puede interrumpiros, en el que la persona a la que quieras decir la crítica esté receptiva a tus comentarios.

Admite primero tus propios errores

No puedes juzgar a los demás si no eres capaz primero de admitir tus propios errores e intentar solventarlos, porque entonces además de perder credibilidad sólo estarás atacando. Es adecuado que desde un principio reconozcas que también te equivocas y que cometes errores, de este modo la otra persona se sentirá más cómoda para admitir sus errores y para poder sincerarse contigo.

¿Sabes hacer críticas constructivas?

Empieza siempre con un elogio

Para que la otra persona pueda aceptar aquello desagradable que quieres transmitirte te aconsejo que empieces hablando con elogios hacia él, habla de sus virtudes antes de nada para que se mantenga receptivo.

Consigue que te escuche

Para que la otra persona te escuche debes eliminar cualquier tipo de juicio de valor, puesto que eso sólo haría que se pusiera a la defensiva ante tus palabras.