Sé quien quieras ser
Hay veces que nos cuesta ser nosotros mismos por el qué dirán las personas del entorno. ¿Vale la pena ser una persona que no eres tú? ¿Crees que es necesario llevar siempre una máscara sin estar a gusto con ella puesta? Puedes ser quien quieras ser y además, ser tú mismo. Puedes llegar a ser quién te propongas en la vida, pero, ¿cómo hacerlo?

Cosas que te alegran el alma

Nunca dejes de hacer cosas que te alegren el alma y el corazón. Escribe una lista con 10 cosas que te apasionen hacer y haz huecos en tu vida para poder realizarlas en cada semana… y después no lo dejes pasar.

La suerte te la creas

La vida no da suerte a quienes están sentados en el sofá, porque la suerte hay que crearla. Si quieres que la vida te ayude debes ayudarte a ti mismo primero. Si quieres que te ocurran cosas nuevas debes poner empeño y disciplina a cualquier cosa que lleves a cabo.

Destacas

Sí, seguro que destacas en algo y debes descubrir qué es. Averigua cuál es tu talento y trabaja para pulirlo, no te rindas, porque un talento debe cuidarse. ¿No sabes cuál podría ser? ¡Pregunta! Pregunta a quienes te rodean cuál es la habilidad que más admira de ti.

Sé quien quieras ser

Los errores están para aprender

Errar no es fracasar, es aprendizaje. El liderazgo personal empieza teniendo conciencia de ti mismo, no podrás mejorar una debilidad si no eres consciente de los que tienes.

Paciencia

Debes tener paciencia contigo mismo porque la capacidad de mejorar requiere tiempo. Las viejas costumbres suelen estar muy arraigadas dentro de uno mismo y cuesta cambiarlas, pero no desistas. Para implantar una nueva costumbre y abandonar viejos hábitos debes aguantar entre 21 y 30 días.

Tu vida se verá mejorar cuándo decidas quién y cómo quieres ser, siendo tú mismo. De este modo te sentirás más ligero y feliz.