Señales de que no estás bien con un amigo
Existen señales que indican que una relación no va por buen camino y conviene escuchar esos indicios a tiempo. ¿Cómo saber si la balanza emocional de una relación es positiva?

Vuelves a casa con malestar dentro

Vuelves a casa con malestar dentro de ti. Puede que te cueste poner palabras a lo que te sucede pero sabes que no estás bien y que llevas un sentimiento negativo por dentro. Vuelves a casa con baja energía, con enfado interior y tristeza después de haber estado en compañía de la otra persona.

Esta señal es muy clara cuando este malestar se vive con tanta regularidad que se convierte en norma. Y al final, quedar con esa persona no es una suma sino una resta en tu vida.

No te sientes escuchado

Existen situaciones que causan mucho malestar. En primer lugar, no sentirte escuchado por el otro y ver cómo la otra persona monopoliza el turno de palabra constantemente, te hace sentir en un segundo plano. Como si tú no fueras el protagonista de nada.

También es un error habitual el de psicoanalizar al amigo o el de juzgarle en algún punto sin que haya pedido su opinión al respecto.

En realidad, cada amigo debería centrarse en mejorar él mismo sus defectos y potenciar sus virtudes.

Señales de que no estás bien con un amigo

No te apetece quedar

No estás bien con un amigo cuando a nivel interno, no te apetece quedar con él y la idea de pasar un rato en su compañía se vuelve pesada y poco tentadora. Sientes que no tienes nada que contarle, ya no te apetece compartir tu mundo interior como antes y los temas son más superficiales.

Llevas acumulando varias situaciones negativas sin resolver con ese amigo y la situación empieza a desbordarte. Es humano callar las cosas pero al final, guardar silencio pasa factura.