Sentido del humor y bienestar emocional
Cuando nos tomamos la vida demasiado en serio perdemos la perspectiva de la importancia real de las cosas, lo cual nos lleva a estar estresados, queriendo controlar en todo momento todo lo que nos sucede, sintiendo que libramos un combate con la vida.

Esta situación suele derivar en trastornos como angustia, ansiedad y, si la situación se prolonga durante mucho tiempo, puede desembocar en una depresión.

Para evitar esto, no existe mejor arma que el sentido del humor, ya que este nos ayuda a mantener nuestro bienestar emocional porque gracias a él podemos relativizar las cosas que nos suceden y darles a cada una la importancia que realmente tienen. Cuando nos tomamos la vida con sentido del humor, es más fácil dejarnos llevar, con lo cual la angustia, la ansiedad y el estrés tardan más en aparecer.

Esto no significa que vayamos por la vida tontamente sin percatarnos de lo que estamos viviendo. Es un error muy común de muchas personas pensar que aquel que es optimista o que mantiene el buen humor a pesar de sus vivencias es poco inteligente o no se da cuenta de lo que realmente está viviendo. Y nada más lejos de la realidad, ya que el sentido del humor es una cualidad muy ligada a la inteligencia, hasta tal punto que, cuanto mayor es el nivel de inteligencia de una persona, mayor es su sentido del humor.

Por ello, no debemos dejar que el miedo a lo que piensen los demás de nosotros o a hacer el ridículo nos inhiba el sentido del humor. Según la psicología positiva, es un aspecto esencial para sentirnos realmente bien.

Por otra parte, al contemplar las situaciones que vivimos con mayor tranquilidad, podemos actuar con mayor creatividad e imaginación para solucionarlas, lo cual aumentará también nuestra autoestima y nuestra seguridad en nosotros mismos.