Sentimientos que te hacen volar
Existen sentimientos que nos aportan gran fuerza y vitalidad, sentimientos que nos hacen sentir que tenemos alas para volar y que somos más fuertes que cualquier obstáculo. ¿Cuáles son estos sentimientos?

La ilusión

La ilusión es uno de los ingredientes básicos de la receta de la felicidad. Con frecuencia, la ilusión aflora con relativa facilidad ante las expectativas que surgen por el inicio de un nuevo proyecto. Sin embargo, es positivo mantener viva la ilusión a lo largo del tiempo de una forma consciente poniendo la atención en nuevas metas.

El enamoramiento

El enamoramiento es una etapa de vulnerabilidad máxima, sin embargo, en pocos momentos la vida se vuelve de un color tan nítido. Este color rosa no permanece las veinticuatro horas del día porque existen muchos instantes de miedos, dudas e inseguridades, sin embargo, existen instantes de luz que compensan la otra parte de la balanza.

La paz interior

La paz interior es el sentimiento más necesario e importante en el camino de la felicidad. Cuando sientes paz interior, entonces, te predispones en positivo hacia todo lo demás porque no buscas fuera aquello que no tienes dentro sino que compartes con los otros lo mejor de ti.

Sentimientos que te hacen volar

La alegría

La alegría es un sentimiento que surge de la serenidad de aceptar una realidad tal y como es. En realidad, los sentimientos descritos anteriormente conectan entre sí. Es decir, una persona que está alegre, tiene paz interior, siente ilusión y además, está enamorada de la vida y de sí misma.

Tener la sensación de volar no significa estar en una nube sino tener los pies en el suelo pero tomando conciencia de todos los recursos personales que posibilitan la realización de la felicidad como una vocación personal. Y es que, en el corazón de todo hombre existe una llamada incondicional hacia el bienestar.