Cómo sentirte acompañado en tu soledad
La soledad está ahí, como una sombra frecuente que es una prolongación de nuestra propia esencia. En mayor o menos medida, todos nos hemos sentidos solos en algún momento. La soledad es una de las principales causas de sufrimiento de la sociedad actual, es un dolor anímico que condiciona a quienes añoran un estilo de vida mejor. En algunos momentos, por ejemplo, en un cambio de ciudad, podemos sentir con mayor dolor la falta de relaciones personales. La soledad también puede experimentarse incluso estando en compañía. ¿Cómo sentirte acompañado?

Viajando a través de la imaginación

Es un recurso posible, necesario y que, sin embargo, en muchos casos queda adormecido en una sociedad en la que las pantallas móviles se han convertido en el principal entretenimiento de ocio. Viaja a través de tu imaginación, recréate en momentos felices, sueña sin miedo. Que tengas estas ilusiones no significa que no seas consciente de la realidad.

Conecta con lugares que te recuerdan a personas que quieres

Pasea por lugares que te traen recuerdos felices de personas con las que has compartido en ese mismo lugar, momentos que siguen en tu mente. Los lugares esconden palabras, tú personalizas cada lugar a partir de tu propia huella. Por ejemplo, algunas personas tienen la rutina de llevar flores al cementerio para hablar mentalmente con esos seres queridos ausentes que, siguen tan presentes. Otras personas visitan cada verano el pueblo de su niñez para recordar los juegos de infancia. Hay quien disfruta haciendo visitas inesperadas a alguien que siempre abre la puerta con el corazón. ¿Qué lugares te conectan con la vida?

Cómo sentirte acompañado en tu soledad

Mira la vida que hay a tu alrededor

Observa cómo las personas caminan por la calle, contempla las flores que crecen en una belleza perfecta, escucha el sonido de los pájaros… En definitiva, observa la vida como un elemento esencial del que tú formas parte en esta obra del mundo en constante movimiento. Escucha tu propio corazón en cada pálpito, siente el sonido de tu respiración.

Haz un uso humanizado de las nuevas tecnologías

Las tecnologías son un canal de interacción y de comunicación que reduce la soledad. Por ejemplo, puedes compartir a través de tus redes sociales frases de amor de autores célebres, mensajes de pensamiento positivo, fotografías que inspiran paz y serenidad…. El proyecto personal de crear tu propio blog también es una puerta con la que ponerte en contacto con potenciales lectores.

Cómo sentirte acompañado en tu soledad

Tareas de voluntariado

Hay muchos tipos de tareas de voluntariado en las que puedes sentirte implicado en una buena causa. Por ejemplo, visita a personas mayores que viven solas, colaborar con una residencia de ancianos, ofrecer clases de apoyo extraescolar a niños de familias con pocos recursos…

Forma parte de una asociación

Existen asociaciones de todo tipo. Elige una temática que te gusta y fomenta el asociacionismo en tu tiempo libre. Por ejemplo, si eres un astrónomo aficionado, forma parte de una asociación para disfrutar de actividades en torno a este ámbito. Si te encanta la literatura, forma parte del Ateneo de tu provincia.

Es probable que con un buen libro y buena música, te sientas más acompañado en tus momentos de soledad. La radio es un medio de comunicación que hace mucha compañía en los hogares.