Sentirte bien contigo mismo
A lo largo de nuestra vida se dan muchos momentos en que no nos sentimos a gusto con lo que somos o con lo que hacemos, sintiendo que, en cierto modo, estamos desconectados de nuestro interior y que no estamos aprovechando suficientemente nuestra vida. Para evitar esto, podemos seguir una serie de pautas que nos conecten más con nuestro yo interior y nos permitan vivir más intensamente y, nos hagan sentirnos mejor con nosotros mismos:

– Confía en tu intuición: Nuestro cerebro procesa gran cantidad de información de forma inconsciente, almacenando experiencias previas, experiencias que analiza continuamente para encontrar similitudes con las nuevas y de ese modo elegir cómo actuar mejor.

Muchas veces ignoramos esa intuición o voz interior que nos advierte de que debemos hacer algo o abstenernos de ello, y ello nos lleva a situaciones que nos hacen sufrir, porque, en el fondo, sabemos que nos estamos equivocando. Esto no significa que la tengamos que seguir a ciegas, pero sí que la tengamos en cuenta al a hora de tomar decisiones.

– Tómate tiempo para estar a solas: Escucharnos, saber lo que queremos y conocernos a nosotros mismos es imprescindible si queremos ser felices, desarrollar todo nuestro potencial y lograr aquello que soñamos. En la vorágine de la vida diaria, esto es casi imposible. Por ello, resérvate unos minutos para ti cada día.

– No trates de cambiar a los demás: Nos pasamos la vida intentado que los demás se comporten como deseamos, lo cual, en muchas ocasiones nos lleva a sentirnos frustrados y dolidos, pero el único comportamiento que podemos cambiar es el nuestro propio. Si no eres feliz, sientes que no te valoran o crees que los demás abusan de ti, cambia tu modo de actuar, en lugar de esperar que los demás se den cuenta de lo que deseas.