Ser agradecido ante un favor
¿Cómo ser agradecido cuando te han hecho un favor? En la vida, existen favores que no tienen precio, es decir, cuyo valor es incalculable. Pero a la vez, existen otros detalles que aunque no tienen tanta trascendencia sí que son muy significativos. El primer paso a la hora de ser agradecido cuando te han hecho un favor es que encuentres el equilibrio, es decir, que el detalle que tienes con la otra persona es equilibrado y se ajusta al valor del favor que te han dado. De lo contrario, se rompe la balanza entre dar y el recibir, se pierde la armonía.

Cuando correspondes de una forma desmedida a un favor que te han hecho, la otra persona puede sentirse desbordada. En muchos casos, es positivo escribir una nota de agradecimiento. En ese caso, lo ideal es hacerlo solo unos días después de que otra persona te ha hecho el favor. En el plazo de una semana puedes volver a dirigirte a la otra persona, por ejemplo, a través de un correo electrónico o de un mensaje de texto para darle las gracias de una forma personal, cercana y auténtica. No se trata de un protocolo social sino de un acto que alimenta las relaciones personales.

De hecho, muchas relaciones se rompen porque hay personas que se desgastan de tanto dar y de no recibir lo que creen que merecen. Para agradecer un favor también puedes comprarle un regalo a la otra persona y tener un detalle con ella. Ser agradecido es una de las habilidades sociales más importantes de una persona y también es un acto de humildad. De hecho, por muy generosa que sea una persona, cuando siente que aquel a quien le ha hecho un favor no ha sabido estar a la altura, cierra la puerta de esa relación.