Ser feliz en pareja
La felicidad es el deseo natural y automático que surge del corazón humano porque cualquier persona persigue el bien en su vida y evita el mal. Una relación de pareja es más compleja que la relación que pueda tener cualquier persona consigo misma. El deseo de ser feliz en pareja también es inherente al propio enamoramiento.

La felicidad se construye día a día

En primer lugar, el amor no se encuentra sino que se trabaja día a día. Una relación se queda estancada en el tiempo cuando dos personas se comportan como si ya no tuviesen que hacer nada por seguir conociéndose por el simple hecho de llevar muchos años de relación.

Una de las premisas básicas para ser feliz en pareja es asumir que no importa el tiempo de relación porque siempre tienes que tener interés por conocer mejor al otro y a su vez, dejar que te conozca. Estás en un constante cambio, no sois exactamente los mismos de hace cinco años.

La comunicación es lo más importante

La comunicación es lo más importante para tener una relación de pareja feliz, por ello, es fundamental trabajar este ámbito del amor aprendiendo a pedir las cosas de forma asertiva, expresando sentimientos y dando mucho peso al poder de la palabra como una herramienta que te acerca o que te aleja de la otra persona. Para acercarte al otro tienes que reforzar el uso de palabras bonitas y reducir la frecuencia de quejas y reproches.

Ser feliz en pareja

La felicidad individual

La felicidad en pareja es la suma de la felicidad a nivel individual, por ello, si quieres ser feliz en pareja no puedes delegar tu bienestar en manos de otra persona sino que eres tú quienes tienes que luchar por tus metas, sueños e ilusiones, ya que nadie tan bien como tú, puede saber qué te hace feliz.