Signos de empatía en la amistad
La amistad es un vínculo que requiere de elevadas dosis de empatía para que la historia entre dos amigos evolucione de un modo positivo a lo largo del tiempo. ¿Qué signos de empatía puedes poner en práctica?

Aprender a escuchar

Es muy agradable sentir que aquello que uno cuenta a otro, produce interés. Sin embargo, también es importante aprender a atender el mensaje de un amigo que necesita sentirse escuchado y comprendido igualmente por los demás.

Aprender a escuchar es un signo de inteligencia emocional propio de aquel que abandona los límites de su propia mismidad para potenciar el valor de la alteridad.

Dar prioridad a sus necesidades

Existen circunstancias personales que conviene atender para dar prioridad a las necesidades del amigo en determinado momento. Por ejemplo, cuando un amigo atraviesa una mala racha por un problema determinado, necesitará tu compañía con una mayor frecuencia. En la evolución de una amistad no solo conviene integrar el valor de yo y tú que compone el nosotros. Sino también, potenciar la adaptación al cambio que surge de las circunstancias personales, es decir, atender al contexto en el que se desarrolla una amistad.

Signos de empatía en la amistad

La paciencia

Una virtud que es muy necesaria en la amistad por su conexión con la empatía es la paciencia que surge de relativizar los defectos del amigo para potenciar sus virtudes. Además, ser paciente implica entender que en las relaciones personales cada uno tiene su propio ritmo. Anímate a tener paciencia para aprender a esperar confiando en la bondad del corazón ajeno.

Existen palabras que ayudan a reforzar la empatía en el diálogo amistoso: gracias, te quiero, lo siento y por favor. Incluye palabras que estén llenas de esperanza en el diccionario de la amistad personal para vincular la empatía con el respeto y la tolerancia de ser tú mismo frente al otro.