Signos de mejoría en una terapia psicológica
Una terapia psicológica, a diferencia de un proceso de coaching, tiene un factor terapéutico, es decir, curativo. La curación en los procesos emocionales no es automática, y en muchos casos, tampoco rápida. Sin embargo, los signos de mejoría sí empiezan a ser visibles más a corto plazo y se convierten en el mejor estímulo de motivación para avanzar. Uno de los signos de mejoría más evidentes es el de experimentar una sensación de tener un mayor control sobre la propia vida, experimentando también un mayor nivel de serenidad y de paz interior.

Por el contrario, cuando el paciente experimenta constantes cambios de humor y se siente desbordado durante muchos momentos por emociones desagradables, experimenta un malestar que le hace sentir apático en ciertos momentos.

Indicios de recuperación

Un signo de que la terapia psicológica está ayudando realmente al paciente es que va contento a las sesiones y todavía sale más feliz de cada encuentro puesto que hablar de aquello que le ocurre, profundizar en su propio yo, le ayuda a poner palabras a su situación personal y esto resulta una auténtica terapia en sí misma. En algunos casos, como consecuencia de esta mejoría visible en el paciente, el psicólogo decide aumentar el margen de tiempo entre sesión y sesión, algo que es otro claro síntoma de estar en proceso de recuperación.

Signos de mejoría en una terapia psicológica
Si al inicio de la terapia psicológica el paciente lloraba mucho en la consulta, pero ese llanto ha ido remitiendo en citas posteriores, este indicio también aporta la esperanza de ir ganando dosis de serenidad. El paciente comienza a vivir más su presente sin estar tan pendiente del pasado o del futuro. Este es otro de los indicativos que muestra la capacidad de disfrutar el ahora que tiene la persona.

En un porcentaje de 0 a 10 a modo de escala valorativa de la satisfacción presente, el paciente ha aumentado su nivel de satisfacción con su propia vida, apreciando más detalles que antes pasaban desapercibidos, simplemente, porque la angustia y la tristeza son una barrera en la valoración subjetiva.

Muchos pacientes que acuden a una terapia psicológica tienen que lidiar con la pena de la culpa que pesa toneladas. La liberación de esa carga, la sensación de caminar más ligero de equipaje es otro de los datos favorables en un proceso de recuperación.

Signos de mejoría en una terapia psicológica

Actitud positiva del paciente

El deseo que tiene el paciente de seguir evolucionando en su propio proceso de conocimiento, su inquietud por leer libros de psicología, cuidar de sí mismo y tomar decisiones personales son manifestaciones del alma humana cuando gana fortaleza y plenitud.

Y sin embargo, conviene puntualizar que el proceso de recuperación emocional no solo se puede valorar por datos aparentes ya que es habitual que el paciente muestre algunos retrocesos que, en realidad, no son más que un paso más en ese ir hacia adelante aunque en apariencia parezcan indicar lo contrario.

Los síntomas de un proceso de recuperación están en relación con el diagnóstico de cada paciente. Por esta razón, es tan importante confiar en profesionales de la salud. El psicólogo puede hacer un seguimiento de la evolución del paciente en cada sesión y esto da lugar a un historial que contiene los datos más importantes de cada caso.

El proceso de recuperación de algunos pacientes también empieza a notarse a través de síntomas físicos tan evidentes como un cambio de postura corporal, una mirada más alegre y más energía física. El malestar emocional también puede somatizarse a nivel físico, por tanto, la psicología también atiende al ser humano desde un punto de vista holístico.